This is me sharing my experience as design thinker

Design Thinking: transformar la realidad

11 ago. 2012



los SAN. 44.00 ADC. Hallazgos de bastones de madera, punzones de hueso y ornamentos corporales. 
/ F. D'ERRICO / L. BACKWELL. El País



















El progreso de la humanidad y los diseñadores.



Una de las grandes paradojas de la paleontología es el llamado Gran Salto, o aparición repentina en Europa, hace unos 40.000 años, de los instrumentos avanzados propios de la creatividad humana moderna. 


El Design Thinking o el proceso de solucionar de forma práctica y creativa los problemas o cuestiones que busca mejorar el resultado/futuro" (Simon, 1969), no es un recurso nuevo como se dice en diferentes foros: es un procedimiento que existe desde que la humanidad se convirtió en comunidad gracias a que algunos de sus miembros -diseñadores- decidieron no conformarse con lo que la naturaleza les ofrecía y se atrevieron a "intervenirla" y por consiguiente, cambiarla. ¿Cómo podría rasgar la piel de un animal...? ¿Cómo puedo alcanzar la fruta del árbol...?  

Todo empieza por una pregunta: ¿Por qué no...?, ¿Y si hiciera...? ¿cómo podríamos hacer que...?, ¿qué pasaría si...?


Los artefactos pertenecen a la cultura San, uno de los grupos de bosquimanos que, según todas las evidencias, inventaron la moderna cultura de los cazadores-recolectores que enseguida se propagó por el mundo.

Es un (patrón 1) que no ha cambiado hasta nuestros días: los diseños que implican una mejora real en la vida de las personas se propagan a la velocidad del rayo y cambian la realidad CONOCIDA: ¿será la conciencia colectiva de supervivencia que todos compartimos la que detecta lo que se necesita en cada momento histórico? ¿Será por esta razón por la que los cambios habitualmente son asumidos antes por la comunidad que por los propios líderes? (patrón 2).


En todos los grupos humanos siempre hay alguien que no se conforma con lo establecido frente a una mayoría que no admite cambios. Y esta situación supone invariablemente un conflicto (patrón 3) qué lleva a estos Rediseñadores de la realidad a empeñarse e insistir en su idea o su sueño de mejora en muchos casos de forma heróica. Hay que tener valor (patrón 4) para seguir el impulso personal de cambiar lo conocido y también hay que tener valor para acepta esa alteración de lo conocido, porque a la mayoría de nosotros nos inquieta el cambio, sea de la índole que sea: ¿cómo reaccionaremos, a dónde nos lleva, tendré que cambiar yo? Nos da seguridad imaginarnos un futuro como el presente y el pasado que hemos vivido, pero eso es una falsa quimera: el futuro no se decide, el futuro ocurre: ¿no será mejor crearlo, diseñarlo? Al menos hay que intentarlo. 

Siempre hay alguien que intenta mejorar lo que ve y lo que vive: ¿será solo la pasión, la certeza interna imposible de eludir, será el impulso de compartir?. El impulso de algunos de no conformarse con la realidad, ha sido castigado a lo largo de la historia como todos sabemos: ¿es que no tienes suficiente con lo que "te damos"? ¿cómo puedes ser tan prepotente que piensas que tu puedes hacer algo para cambiar la realidad? ¿cómo te atreves a cuestionar lo que la mayoría asume y con lo que se conforma? (patrón 5). Es difícil de explicar qué lleva a algunos miembros de la humanidad a empeñarse, insistir en su idea o su sueño de mejora: ¿existe quizás un mapa interior de obligado cumplimiento?. Ya dijo Albert Einstein que deseaba conseguir simplemente  "experimentar el universo como un todo". Nada más y nada menos: alcanzar la totalidad, un intento de ver el panorama general y conciliar lo personal con lo universal. Este impulso para adaptarse a todos los matices de la vida en un gran rompecabezas es un sello distintivo de la creatividad.


¿Es el diseñador empático? Sin duda. Una de las certezas del diseñador es que las necesidades propias, cuando son honestas, siempre son compartidas por nuestros pares: no estamos solos ni somos únicos ni especiales. EL diseñador es muy consciente de la comunidad de la que forma parte: es lo que estudia y observa para seguir creando.


Todos somos creativos, pero hay personas que ven el mundo como una oportunidad para seguir creando y diseñando. Es una devoción. Crear es una meta en si misma. Si además tiene un objetivo concreto, la creatividad y su propio proceso -Design Thinking- se convierte en la herramienta más certera para afrontar cualquier reto. Cuando un diseñador/creador no tiene un proyecto concreto, "afila" su herramienta de conocimiento, perfeccionan sus capacidades a la espera del siguiente reto. 



Siempre hay alguien que detecta oportunidades de mejora en la realidad y se hace preguntas, ¿Qué pasaría sí...? y se retan a ellos mismos, y se ponen metas y comprometen con lo que han proyectado. Y en muchos y conocidos casos, se tienen que empeñan e insistir y luchar contra el escepticismo y los impedimentos de su entorno, de su época...

¿Cuál es mi opinión? Posiblemente hay una búsqueda interna de la belleza en el resultado, entendiendo que el resultado es el fruto de la superación personal de todo lo hablado hasta ahora y la "prueba" tangible de que lo que uno ideó, diseñó en su imaginación, ha sido plasmado e incluso mejorado en la realidad, unido a la certeza de haber mejorado la comunidad a la que perteneces.
El otro impulso vital que añadiría es también enteramente personal: la lucha contra uno mismo que implica superan los los patrones 1,2, 3, 4, 5...90... y confiar en ti mismo, a pesar de todos ellos: este es el logro personal más emocionante que uno puede alcanzar.


Seguro que hay alguien cerca de ti que intenta mejorar lo que ve y lo que vive. Escúchale. Hay muchas posibilidades de que los cambios que consiga hacer te beneficien a ti en el futuro.


 

Design Thinking in Action © All rights reserved · Theme by Blog Milk · Blogger